Noticias Destacadas
Inicio - Turismo - Zaragoza la Harta, o de cuando Zaragoza era considerada la Florencia española
Vista de Zaragoza. Martínez del Mazo, Juan Bautista. Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado

Zaragoza la Harta, o de cuando Zaragoza era considerada la Florencia española

Hubo un tiempo en que los viajeros que llegaban a Zaragoza se quedaban sorprendidos de lo bonita que era la ciudad y de su esplendor. Decían que había tanta abundancia de todo que la llamaron Zaragoza, la harta, ya que pensaban que aquí nadie pasaba hambre. Y es que en la época del renacimiento, Zaragoza tenía tantos palacios bellos que quien la visitaba la tenía por una de las ciudades más ricas de Europa.

Zaragoza, la harta no es el único apodo por el que se conocía a la Zaragoza del Renacimiento por su prosperidad y belleza. También fue la Florencia Española, Zaragoza la ciudad blanca o la ciudad de las 100 torres. De esta prosperidad da fé el viajero portugués Gaspar de Barreiros, que estuvo en Zaragoza hacia 1542:

«…tiene las mejores casas de España, salvo Barcelona, que las tiene tan buenas, pero no mejores… [la calle del Coso es] la más hermosa que sea posible, comparable a la [del Corso] de Roma, de muy amplia anchura y muy seguida en línea recta».

En el siglo XVI Zaragoza era una ciudad con una notable prosperidad económica, superando los 25.000 habitantes y con una amplia vocación comercial e industrial. En ese tiempo, los nobles y las personas más poderosas y acaudaladas de la ciudad se construyeron grandes casas y palacios. Incluso llegaban a competir entre ellos por ver quién la hacía más grande y lujosa. Se calcula que llego a haber unos 200 palacios en Zaragoza, de los que apenas queda en pie un pequeño grupo.

Para hacernos una idea de cómo era Zaragoza podemos recurrir al cuadro Vista de Zaragoza, de Juan Bautista Martinez del Mazo, que actualmente se puede ver en el Museo del Prado. El Museo Goya tiene una reproducción en forma de mural en el patio de acceso.

Vista de Zaragoza. Martínez del Mazo, Juan Bautista. Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado

El Coso, la vía principal de la Zaragoza la Harta

La Calle del Coso, que empieza en el río, en un lado de la ciudad antigua, y volvía al río por el otro lado (si bien ahora el tramo final es conocido como Avenida César Augusto), fue la calle elegida por los nobles y comerciantes del renacimiento zaragozano para edificar allí sus palacios.  Algunos ejemplos que todavía hoy vemos en pie son el Palacio de los Condes de Sástago y el Palacio de los Luna o de los Condes de Morata. De los desaparecidos, mencionar la casa palacio de Juan Coloma, secretario del rey Fernando el Católico, el palacio del marqués de Campo Franco o el palacio del conde de Fuentes.

El Coso es una calle antiquísima, que rodeaba las muralas de la ciudad romana y quedaba a las afueras. Su nombre tambiés es romano; originalmente se llamaba Cursum.

Los Palacios aragoneses, un estilo único

En Aragón, los arquitectos no se conformaron con hacer los palacios modernos igual que se hacían en Italia, si no que los transformaron a su manera, dándoles su propia personalidad, añadiendo elementos y estilos tan propios como puede ser el mudéjar aragonés.

Entre estas diferencias, los palacios aragoneses son de ladrillo y no de piedra. Tienen unos preciosos aleros de madera bajo el tejado y una galería de ventanales en la parte alta de la fachada que les da mucho carácter.

Los palacios de la Zaragoza del renacimiento, la Florencia española

Se calcula que hubo más de 200 palacios y casas señoriales durante el renacimiento. De ellos, apenas quedan una muestra en pie en la Zaragoza actual, quedando como legado de una época de bonanza y explendor que no se ha vuelto a ver en nuestra ciudad.

Algunos de estos edificios que han llegado hasta nustros días son los siguientes:

  • La Lonja de Mercaderes. Plaza del Pilar. Construido entre 1541 y 1551 por orden de don Hernando de Aragón. Se considera el mayor exponente del renacimiento en Zaragoza
  • Palacio de los Condes de Morata o Palacio de los Luna. Coso,1. Construido a partir de 1551 por orden de don Pedro Martínez de Luna, primer Conde de Morata y Virrey de Aragón.
  • Casa palacio de los condes de Sástago. Coso, 44. Palacio renacentista construido entre 1570 y 1574 por don Artal de Aragón, tercer conde de Sástago y virrey de Aragón.
  • Casa palacio de los Torrero. San Voto, 7. Fue mandada construir hacia 1500 por Miguel Torrero
  • Casa palacio de los marqueses de Montemuzo. Santiago, 34. Edificio de finales del siglo XVI
  • Palacio de Armijo. Don Juan de Aragón, 7. Construido en el siglo XVI.
  • Palacio de Huarte o Palacio de Azara o Palacio de Huarte-Azara. Dormer, 6 y 8. Palacio de transición entre el renacimiento y el gótico del primer o segundo decenio del siglo XVI
  • Palacio de Fuenclara. Fuenclara, 2. Construido en la segunda mitad del siglo XVI por encargo de don Antonio Agustín, padre del arzobispo de Tarragona y eminente canonista, transformado en el siglo XVII por sus nuevos inquilinos, los Condes de Fuenclara.
  • Palacio Argensola o Casa Mercadal. Argensola, 2. Construido en el siglo XVI como residencia de la familia Albión. A mediados del siglo xix pasó a la familia Mercadal
  • Casa de Miguel Donlope. Dormer, 21. Construida por orden de Don Miguel Donlope en la tercera y cuarta década del siglo xvi, el edificio se terminó en 1542 aunque las obras de decoración continuaron posteriormente. Actualmente alberga la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza.
  • Casa de los Morlanes. Plaza de San Carlos, 4. Se desconoce cuál fue su propietario original, pero sí que se terminó la construcción en 1555 según podemos ver en su fachada.
  • Palacio Zaporta. Originalmente entre las calles San Jorge, San Andrés y Zaporta. Construido en el siglo XVI como casa-palacio del banquero y comerciante Gabriel Zaporta, prestatario de Carlos V de origen judío Actualmente sólo se conserva el patio, conocido como Patio de la Infanta. (San Ignacio de Loyola, 16)
  • Casa Aguilar o Casa de los Pardo. Espoz y Mina, 23. Casa palacio renacentista construida por el maestro de postas de correo del emperador Diego Aguilar entre 1550 y 1570 siguiendo el ejemplo del palacio Zaporta. Actualmente es ocupado por el Museo Goya Zaragoza.
  • Casa de los Tarín. Plaza de Santa Cruz, 19.
  • Casa de Francisco Sanz de Cortés o Palacio de los Condes de Argillo. Plaza de San Felipe. Casa palacio construida entre 1659 y 1661, de estilo aragonés. Uno de los nombres proviene de los Condes de Argillo, familia que tuvo la propiedad en el siglo XIX. Tras varios usos, actualmente es el Museo Pablo Gargallo.
  • Casa de Francés de Ariño. Las Armas, 32. Casa palacio datada a finales del siglo XV por diversos elementos artísticos. Actualmente es la sede de la Escuela Municipal de Música de Zaragoza.

Entre otros elementos de la Zaragoza renacentista que existen todavía en la actualidad podemos mencionar la portada de la Basílica de Santa Engracia, legado del conjunto inicial del Real Monasterio de Santa Engracia, o el cimborrio de la Seo, edificado entre 1505 y 1520 fusionando el estilo mudéjar con el gótico, añadiendo además elementos ornamentales de estilo renacentista.

Palacios de Zaragoza

close

Suscríbete para saber qué hacer en Zaragoza

(Recibirás un mensaje de correo para confirmar tu suscripción. Revisa tu bandeja de correo electrónico no deseado si no lo encuentras en la bandeja principal)

close

Suscríbete para saber qué hacer en Zaragoza

(Recibirás un mensaje de correo para confirmar tu suscripción. Revisa tu bandeja de correo electrónico no deseado si no lo encuentras en la bandeja principal)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies