El Tubo de Zaragoza: una ruta de tapas con sabor y encanto

Zaragoza es una ciudad que ofrece muchas opciones para disfrutar de su gastronomía, pero si hay una zona que destaca por su ambiente, su variedad y su calidad, esa es El Tubo.

El Tubo de Zaragoza es un conjunto de calles estrechas y peatonales en el casco antiguo de la ciudad, donde se concentran decenas de bares y restaurantes que ofrecen una gran selección de tapas y raciones para todos los gustos. Desde las más tradicionales, como los champiñones, las croquetas o el ternasco, hasta las más innovadoras y creativas.

El Tubo es, sin duda, un lugar ideal para ir de tapeo con amigos, familiares o pareja, y disfrutar de la gastronomía zaragozana.

Donde está El Tubo de Zaragoza y calles que lo forman

El Tubo se encuentra en el centro histórico de Zaragoza, cerca de la plaza del Pilar y la plaza de España. Está formado por varias calles, como Cinegio, Estébanes, Libertad, Mártires y 4 de agosto, Ossau o Méndez Núñez, que conforman un laberinto de rincones con encanto. Su nombre se debe a que popularmente se llama «El Tubo» por el entramado de estrechas calles que lo componen.

En la actualidad, el Tubo es una zona con mucha personalidad y carácter, que conserva el sabor de lo antiguo y lo mezcla con lo moderno.

Bares populares de El Tubo

El Tubo está lleno de bares y restaurantes de todo tipo, donde se puede encontrar una oferta gastronómica muy variada y de calidad. Algunos de los más populares de El Tubo de Zaragoza son:

– Bodegas Almau: un clásico desde 1870, donde se pueden degustar vinos de calidad y tapas como croquetas, anchoas o montaditos. Está en la calle Estébanes, 10.

– La Ternasca: un restaurante que ofrece platos elaborados con carne de ternasco de Aragón, como hamburguesas, brochetas, chuletillas o albóndigas. También tiene opciones vegetarianas y veganas. Está en la calle Estébanes, 9.

– El Champi: como su nombre indica, su especialidad son los champiñones, que se sirven en forma de pincho con una salsa secreta. Es uno de los bares más antiguos y concurridos del Tubo. Está en la calle Libertad, 16.

– El Balcón del Tubo: un lugar con encanto, donde se puede disfrutar de una cocina creativa y de fusión, con raciones, carpaccios, sartencicas rusientes o parrilladas. Está en la calle Estébanes, 7.

– El Truco: un bar pequeño donde se pueden degustar tapas y raciones con sabores muy ricos y tradicionales, como croquetas, torreznos, lágrimas de pollo o brochetas de solomillo. Es el paraíso de los celiacos, ya que todo lo que preparan es libre de gluten. Además, el bar está regentado por Mario Cobretti, un ilusionista aragonés muy conocido, que le da un toque de magia al lugar. Está en la calle Estébanes, 2.

– La Republicana: un local con una decoración original llena de objetos curiosos. Su cocina es casera y variada, con tapas y platos como huevos rotos, empanadillas o migas. Está en la calle Casto Méndez Núñez, 38.

Estos son solo algunos ejemplos de los muchos bares y restaurantes que hay en el Tubo de Zaragoza. Te animo a que los descubras por ti mismo y que disfrutes de la gastronomía y el ambiente de esta zona tan especial. ¡Buen provecho!

Suscríbete para saber qué hacer en Zaragoza

Seleccionar la(s) lista(s):

(Recibirás un mensaje de correo para confirmar tu suscripción. Revisa tu bandeja de correo electrónico no deseado si no lo encuentras en la bandeja principal)

Suscríbete para saber qué hacer en Zaragoza

Seleccionar la(s) lista(s):

(Recibirás un mensaje de correo para confirmar tu suscripción. Revisa tu bandeja de correo electrónico no deseado si no lo encuentras en la bandeja principal)