Noticias Destacadas
Inicio - Qué hacer y ver en Aragón - Deporte de aventura en Aragón: Cinco planes para salir de la rutina

Deporte de aventura en Aragón: Cinco planes para salir de la rutina

La comunidad autónoma de Aragón es sin duda un escenario ideal para disfrutar de todo tipo de deportes de aventura y actividades de turismo activo. Y es que nuestra comunidad ofrece infinidad de posibilidades para disfrutar en familia o entre amigos de una jornada de emociones fuertes en parajes inigualables para disfrutar por tierra, agua y aire.

El Parque Natural del Moncayo, en la provincia de Zaragoza, es el mejor escenario para iniciarse en la escalada, una actividad muy en auge tras la irrupción de la pandemia. Y es que, pese a que pueda parecer lo contrario, escalar también está al alcance de cualquiera gracias a Guías Cara Oculta y su experiencia ‘slowclimbing’. Alejados de aglomeraciones, en un entorno natural espectacular y de la mano de guías expertos, los visitantes pueden iniciarse en este apasionante mundo vertical y llevar a cabo un bautismo de escalada.

El rafting es otra de esas actividades clásicas pero que nunca fallan, y si es en el Gállego, a los pies de los Mallos de Riglos, mejor todavía. Ur Pirineos ofrece experiencias en familia para que hasta los más pequeños de la casa puedan disfrutar de la aventura del descenso acompañados por experimentados guías que garantizan la máxima seguridad. El único requisito para poder embarcarse en el ratf es saber nadar y tener ganas de pasarlo bien.

Muy cerca de la villa medieval de Aínsa, la empresa especialista en barranquismo We are Canyoneers organiza divertidos descensos en el Río Yaga, que discurre por la garganta de Mirabal ofreciendo unas impresionantes vistas del Valle de Escuaín. Saltos y toboganes aptos para todos los públicos con los que desconectar de la rutina y oxigenar el cuerpo a ritmo de barranco. Se trata de una actividad ideal para familias, en la que también pueden participar grupos con diferentes niveles de experiencia. La ausencia de rápeles lo convierte en “el mejor barranco para hacer con niños de toda la provincia de Huesca, por ser el más divertido y por ser uno de los más bonitos”, explican desde la Asociación Aragonesa de Empresas de Turismo Deportivo (TDAragón).

Para todos aquellos a quienes lo terrenal se les queda corto, también existe la posibilidad de contemplar los Pirineos a vista de pájaro contratando un vuelo en un parapente biplaza. Parapente Pirineos otorga la posibilidad, a quienes quieren adentrarse en el mundo del parapente pero no tienen experiencia, de sobrevolar junto a un piloto titulado algunas de las cumbres más icónicas de la cordillera pirenaica como el Aneto, Posets o el Turbón.

Y, por último, quienes andan en busca de aventuras sobre ruedas, pueden hacerlo a bordo de los 4×4 de Casteret Guías de Montaña para llegar hasta los espectaculares Miradores de Ordesa. La ruta parte desde Broto hacia Buesa, por una pista forestal que lleva hacia la Sierra de las Cutas. Tras unos 20 minutos de caminata, empiezan a llegar los primeros miradores y como recompensa al paseo, las privilegiadas vistas.

Para garantizar la seguridad de los visitantes, la Asociación de Empresas de Turismo Activo de Aragón desarrolló junto al Gobierno de Aragón el certificado ‘Aventura Segura’ que poseen muchas de las compañías adheridas a TDAragón. El sello garantiza que la empresa que lo ostenta cumple con los protocolos y medidas de reducción de contagios frente al covid-19.

Deportes de aventura como forma de evitar la ‘fatiga pandémica’

Hace más de 15 meses que nuestras vidas cambiaron para siempre debido a la pandemia. Más de un año de restricciones, limitaciones de movilidad y cambios en nuestros hábitos diarios con el objetivo de hacer frente a un enemigo hasta hace poco desconocido.

Al prolongarse en el tiempo, esta anormal situación puede llegar a provocar entre los ciudadanos ciertos efectos negativos: es habitual dormir peor, estar más irritado o sentirse más ansioso e inquieto. Estos síntomas se dan, según los expertos, en uno de cada cuatro españoles, y corresponden a lo que han llamado ‘fatiga pandémica’.

Se trata de un término acuñado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para definir la desmotivación y el cansancio que siente buena parte de la población a causa de la pandemia del covid-19. Esta sensación de agotamiento, tanto físico como mental, se conoce como ‘hibernación psicológica’, y se caracteriza por la aparición de problemas de memoria, falta de concentración o dificultad para prestar atención. Aunque cualquier ciudadano es susceptible de padecerla, los estudios realizados hasta el momento sugieren que el colectivo más afectado por este mal es el de las parejas jóvenes de entre 18 y 39 años con hijos a su cargo. La buena noticia es que, aunque todavía no se vislumbre el final de esta crisis sanitaria, la fatiga pandémica puede combatirse.

Alimentarse de manera equilibrada, llevar un estilo de vida saludable y reservar tiempo para el deporte y la desconexión son algunos de los consejos de los profesionales. De hecho, el contacto con la naturaleza y las actividades de ocio al aire libre pueden ser unas buenas aliadas para aliviar el estrés derivado de esta situación. Y es que, mediante la práctica de deportes de aventura, el cuerpo humano libera adrenalina, una hormona que reporta importantes beneficios para la salud: mejora la autoestima y el estado de ánimo, favorece la concentración, aumenta nuestra fuerza e incrementa la segregación de dopamina y serotonina, también llamadas hormonas de la felicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies