Noticias Destacadas
Inicio - Qué hacer - Bares y Restaurantes - Las Vegas, el retorno de un clásico de Zaragoza

Las Vegas, el retorno de un clásico de Zaragoza

El final del año 2014 ha traído el retorno de una de las cafeterías con más solera de la segunda mitad del siglo pasado en Zaragoza. Se trata de Las Vegas, en el Paseo de la Independencia y cerca de la Plaza de España, aunque el actual establecimiento poco guarde en común con aquella mítica cafetería que durante años se convirtió en sitio de reunión obligado de todas las clases sociales zaragozanas y que marcó toda una época en la ciudad. Y a pesar de ello, sólo con el nombre y los recuerdos que le traen a tantas personas, antiguos clientes de Las Vegas, ya es motivo más que suficiente para hacerle una visita.

Fue el pasado mes de noviembre cuando Las Vegas volvió a ocupar su lugar de siempre en el Paseo de la Independencia n.º 5. Su fachada, dominada con un letrero que recuerda al original, recoge una reproducción de parte del mural que se encontraba sobre la barra de la vieja cafetería Las Vegas. Su interior ha sido redecorado, guardando la estética de Il Caffe di Roma, de hecho sus propietarios son los mismos, con un amplio salón interior y uno de menor tamaño a la entrada. Sobre las paredes, espejos, como viende siendo tendencia en las nuevas cafeterías zaragozanas, y reproducciones de carteles que hacen referencia a productos de bar como el café, la cerveza el chocolate. A modo de curiosidad, el salón de la entrada está presidido por una imagen de cierto tamaño de la Vírgen del Pilar.

La oferta de Las Vegas es la clásica de una cafetería al uso. Cafés e infusiones son acompañados de un amplio surtido de repostería y bollería, donde destacan unos deliciosos croissants con sabor a mantequilla de verdad, amén de napolitanas, lazos de hojaldre o los siempre apetecibles churros, por citar algunos ejemplos. Además, Las Vegas se sube a la moda de tartas y bizcochos, ofreciendo porciones de tartas de chocolate, manzana o queso con arándanos, aunque en éste caso no parecen ser caseros como en otros establecimientos similares.  Para quien prefiera algo menos dulce, los minis de tortilla de patata llaman la atención y se convierten en una buena opción, un clásico que nunca falla. Uno de los aciertos de la nueva Las Vegas, la posibilidad de pedir el café para llevar, algo que viene muy bien cuando no hay tiempo de parar a tomarlo tranquilamente.

Si la antigua cafetería Las Vegas era famosa por su pastelería, el nuevo establecimiento parece apostar por el jamón, situándose a la entrada un pequeño espacio dedicado a la venta al peso de jamón, especialmente D.O. Teruel, ibérico y de bellota, junto con otros embutidos y quesos.  La apuesta por el jamón se ve reflejada también en la venta de flautines y bocadillos de varios tamaños rellenos con éste delicioso manjar tan español.

En definitiva, la nueva Las Vegas puede que no nos ofrezca grandes novedades en la hostelería zaragozana, pero su ubicación y sus recuerdos son en sí mismos suficientes motivos para visitarla.

[ready_google_map id=’6′]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies